Actividad física y salud III

por | Jun 24, 2024 | Blog | 0 Comentarios

Además de los beneficios de la actividad física presentados en los artículos anteriores, existen otros sobre los que existe consenso en el ámbito científico, a saber: la prevención primaria y secundaria del sobrepeso y obesidad; el fortalecimiento de los huesos, cartílagos, ligamentos y tendones, con la consecuente mejoría de la función del sistema musculo esquelético y la disminución del nivel de colesterol “malo” y triglicéridos acompañada del aumento del colesterol “bueno”. De ellos estaremos hablando en esta entrega.

Además de los beneficios de la Actividad Física presentados en los artículos
anteriores, existen otros sobre los que existe consenso en el ámbito científico:

1. Prevención primaria y secundaria del sobrepeso y obesidad.

El ejercicio es necesario en cualquier tratamiento de estas alteraciones. La obesidad o exceso de peso, es un factor importante de riesgo en las afecciones cardiovasculares. El entrenamiento físico induce una disminución considerable de la dimensión de las células adiposas, por la degradación de los triglicéridos y la inhibición paralela que restringe su síntesis. La interrelación entre la obesidad, los problemas cardíacos potenciales y la diabetes, puede describirse brevemente de la manera siguiente: los adipocitos tienen una gran circulación de glucosa y deben estar suficientemente alimentados en sangre; lo que exige un trabajo extra por parte del músculo cardíaco, que generalmente es pequeño y poco capaz a causa de una disminución paralela en la actividad física que se desarrolla en el obeso. A la larga, esta carga crónica puede generar una insuficiencia cardíaca. Además, dado que el suministro de glucosa a las células adiposas va ligado a una necesidad suplementaria de insulina (la insulina facilita la absorción de los substratos energéticos: glucosa, ácidos grasos libres y aminoácidos) se produce de algún modo “un cansancio” de las células productoras de insulina en el páncreas y con ello, una eventual insuficiencia de este órgano; luego posiblemente se produzca diabetes por falta de insulina.

En un estudio publicado por CNN en español, se demuestra que “El ejercicio reduce la hormona de la gordura”. En efecto, el equipo científico señaló que ha demostrado que el ejercicio puede reducir los niveles de una “hormona de la materia grasa” en el cuerpo, sin importar cuán gorda sea la persona. Según CNN, estos descubrimientos se añaden a crecientes evidencias que indican que no hay nada mejor que correr, nadar, o hacer deporte en general, para prevenir los ataques al corazón. El equipo de la escuela de Sanidad Pública de la Universidad de Harvard, señaló que, se sea gordo o delgado, las personas que hacen más ejercicio tienen niveles menores de leptina (la hormona de la gordura) en su sangre. “Si hace más ejercicio, puede reducir sus niveles de leptina, incluso si su índice de masa corporal no cambia”, explicó el doctor Nain-Feng Chu, quien dirigió la investigación. El índice de masa corporal es utilizado en todo el mundo como un método para calcular la obesidad. La comunidad científica ha estado muy intrigada desde el descubrimiento de la leptina y se interesó de manera creciente por la hormona de la gordura cuando se descubrió que las ratas aumentan de peso cuando se les inyectaba esa sustancia. Cuando se hace ejercicio, la cantidad de leptina en la sangre disminuye. La mayoría de las veces, también se pierde peso, lo que indica que el riesgo de ataque al corazón también se reduce.

2. Fortalece los huesos, cartílagos, ligamentos y tendones, mejorando la función del sistema musculo esquelético.

La actividad física contribuye efectivamente en la calidad de vida y grado de independencia especialmente entre las personas de edad. El ejercicio alivia la artrosis de rodilla. El ejercicio puede mejorar el movimiento de la articulación y reducir el dolor según un grupo de médicos norteamericanos del Brooke Army Medical Center, en Houston.

3. Disminuye el nivel de colesterol “malo” y triglicéridos y aumenta el colesterol “bueno”.

El aumento de los lípidos en circulación en la sangre (triglicéridos, colesterol) está considerado como un factor de riesgo para las afecciones cardiovasculares, en particular para la ateroesclerosis. Según datos actuales, parece que la ateroesclerosis es el resultado de la acumulación, sobre la pared interna, de ciertas lipoproteinas (LDL y VLDL). La actividad física de resistencia general, permite reducir estas grasas vehiculadas por la sangre. Las lipoproteínas de alta densidad (HDL) desempeñan una función protectora ya que actúan como un removedor del colesterol libre, evitando que el colesterol se adhiera a las arterias y se forme la ateroesclerosis o formación de la placa ateromatosa. Las lipoproteínas de baja densidad (LDL) tienden a dejar libre al colesterol permitiéndole que se adhiera a las paredes de las arterias y acelere el proceso ateromatoso. El ejercicio físico de naturaleza aeróbica incrementa el HDL y disminuye el LDL. El Programa Nacional de Educación del Colesterol de los E.E.U.U. recomienda tener un nivel total de colesterol por debajo de 200 mg/dl, del cual el LDL debería estar por debajo de 130 mg/dl y el HDL sobre 45 mg/dl.

Continuará…

 

Compartir este contenido

Redactado por Luis Guerrero

Doctor en Ciencias Humanas. Profesor de Fisiología del Ejercicio y Fundamentos Científicos del Entrenamiento en pre y post grado en la Universidad de los Andes y otras instituciones educativas. Especialista en Teoría y Metodología del Entrenamiento Deportivo. Instructor de yoga, meditación y métodos de desarrollo humano. Maratonista, montañista y ahora cosmonauta y aprendiz de hortelano, comprometido con el servicio a las causas más nobles de la humanidad.

Otros artículos disponibles

Actividad física y salud IV.
Actividad física y salud IV.

El ejercicio en pacientes diabéticos bien controlados (con niveles adecuados de insulina y, por lo tanto, con normoglicemia), es beneficioso toda vez que aumenta la captación de glucosa por el músculo, disminuyendo los requerimientos de insulina.

Compartir este contenido
leer más
Actividad física y salud II.
Actividad física y salud II.

La adopción de rutinas de ejercicio debidamente programadas impone a los órganos y sistemas del cuerpo humano una adaptación que repercute en un funcionamiento más eficiente de los mismos y, por ende, un mejor estado de salud. En este artículo se exponen algunos de los efectos benéficos que la actividad física tiene sobre la función cardiovascular.

Compartir este contenido
leer más
Actividad física y salud I.
Actividad física y salud I.

¿Cómo promover tu salud a través de la actividad física? Esta pregunta ha sido respondida, por los sabios a lo largo de los siglos, en diferentes culturas. No obstante, aún persisten dudas sobra la forma como se verifica esa relación. En este, y una serie de artículos que entregaremos a continuación, trataremos de precisar algunos esenciales conceptos al respecto.

Compartir este contenido
leer más
Recetario de Navidad: Ponche de auyama
Recetario de Navidad: Ponche de auyama

En Venezuela es difícil pensar en una cena festiva en la que el ponche esté ausente. En esta cuarta y última entrega de nuestro recetario navideño, les traemos una exquisita versión preparada con auyama, también conocida como calabaza. Una delicia que, esperamos, puedan disfrutar en familia en estas fechas tan especiales. ¡Desde Alimentación para la Salud les deseamos Felices Pascuas y Venturoso Año Nuevo!

Compartir este contenido
leer más
Recetario de Navidad: Torta de zanahoria con confitura de naranja
Recetario de Navidad: Torta de zanahoria con confitura de naranja

Siguiendo con nuestro recetario navideño de sabor venezolano, nuestra tercera entrega se centra en el postre. Se trata de una versión ligera de la tradicional torta navideña venezolana, elaborada a base de confitura de naranja y zanahoria. Una verdadera delicia que, desde Alimentación para la Salud, les hacemos llegar para cerrar, con broche de oro, nuestra cena de navidad o de año nuevo.

Compartir este contenido
leer más
Recetario de Navidad: Ensalada navideña
Recetario de Navidad: Ensalada navideña

Dentro del espíritu navideño que poco a poco nos embarga y como parte de nuestro recetario de inspiración venezolana, desde Alimentación para la Salud quisimos traerles, en esta segunda entrega, una versión propia de la ensalada que sirve de acompañante de la hallaca, nuestro plato principal de estas fechas. Por supuesto que vegetariana.

Compartir este contenido
leer más

0 Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *