Actividad física y salud I.

por | Abr 19, 2024 | Blog | 0 Comentarios

¿Cómo promover tu salud a través de la actividad física? Esta pregunta ha sido respondida, por los sabios a lo largo de los siglos, en diferentes culturas. No obstante, aún persisten dudas sobra la forma como se verifica esa relación. En este, y una serie de artículos que entregaremos a continuación, trataremos de precisar algunos esenciales conceptos al respecto.

La respuesta es relativamente sencilla; ya fue dada por los sabios a lo largo de los siglos, en las diferentes culturas, especialmente en la americana, ellos habían incorporado un sistema de movimientos de naturaleza psicofísica, orientados a optimizar el aprovechamiento de la energía y mejorar su calidad de vida.

En la actualidad, la ciencia con sus refinados métodos de investigación, ha permitido llegar a las mismas conclusiones; gracias a los médicos del deporte, fisiólogos del ejercicio, entre otros; que investigan sobre el tema de la actividad física y su conexión con la salud.

¿Contribuye la actividad física a elevar la vitalidad de los órganos y maximizar sus funciones?

¿Puede el ejercicio posponer el deterioro asociado con el envejecimiento?

¿Puede el ejercicio prevenir algunas enfermedades crónicas o influir favorablemente en su evolución?

¿Cómo perciben las personas las diferentes formas de hacer ejercicio?

¿Cómo afecta a la mente la actividad física a largo plazo?

Estas interrogantes han tenido sus respuestas, y en nuestro Blog te las entregaremos en una serie de artículos.

Los efectos de la actividad física sobre el “bienestar físico, mental y social y espiritual”, han sido estudiados en diferentes perspectivas.  La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha invitado a diversos expertos para que se reúnan a sopesar los resultados de estas investigaciones y para hacer las respectivas recomendaciones. Hoy día la OMS,  junto con el Colegio Americano de Medicina Deportiva transmiten los frutos de estas investigaciones al gran público.  En esta serie de post no pretendemos hacer un análisis exhaustivo de estas investigaciones, no obstante, se considerarán los aspectos  mas significativos y de fácil comprensión a manera de orientación para los que se inician en este campo.

Una investigación  clásica,  fue  la  desarrollada  por  el Dr. Wildor Hollmann, en la antigua Alemania Federal, él realizó un minucioso estudio con heptagenarios para poner a prueba si un plan adecuado de entrenamiento corporal fuese capaz de mejorar las condiciones físicas, aún en edades avanzadas. Después de doce semanas fue posible comprobar significativos cambios orgánicos, que acreditaban un mejoramiento real de la capacidad de diversos órganos y sistemas.

Otra investigación clásica, es el “Estudio de los exalumnos de Harvard”. Panfenbarger y colegas realizaron un seguimiento de 16.936 alumnos de Harvard por 16 años. Este estudio ha sido el primero en demostrar un aumento de la longevidad en los sujetos activos, los cuales en promedio vivieron dos años mas que los no activos. Otros estudios significativos por la cuantía de sus muestras son los de León y colaboradores y el de Ekelund y colaboradores. El primero estudió 12.138 hombres que presentaban un riesgo aumentado debido a su presión arterial, colesterol y hábito de fumar. El hallazgo clave de este estudio es que una cantidad muy moderada de actividad física estaba asociada con una reducción en el riesgo de morir por enfermedad cardíaca coronaria.  El segundo estudio, fue aplicado a 4.276 individuos por un promedio de 8,5 años, todos fueron sometidos a una prueba de esfuerzo sobre banda sin fin de tipo submáxima. Los resultados fueron usados para agrupar al grupo de estudio en cuatro categorías. La frecuencia de muerte cardiovascular por cada 100 hombres fue la siguiente: muy acondicionados 0,26; moderadamente a muy acondicionados 1,30; moderadamente a escasamente acondicionados 1,56 y escasamente acondicionados 2,21. En otras palabras, los hombres poco acondicionados presentaron 8,5 veces más probabilidades de morir por enfermedades cardiovasculares que los hombres muy acondicionados. Estos resultados sugieren que una baja capacidad física es un factor de riesgo tan importante para la muerte temprana como los otros factores riesgo.

Continuará…

 

Compartir este contenido

Redactado por Luis Guerrero

Doctor en Ciencias Humanas. Profesor de Fisiología del Ejercicio y Fundamentos Científicos del Entrenamiento en pre y post grado en la Universidad de los Andes y otras instituciones educativas. Especialista en Teoría y Metodología del Entrenamiento Deportivo. Instructor de yoga, meditación y métodos de desarrollo humano. Maratonista, montañista y ahora cosmonauta y aprendiz de hortelano, comprometido con el servicio a las causas más nobles de la humanidad.

Otros artículos disponibles

Actividad física y salud IV.
Actividad física y salud IV.

El ejercicio en pacientes diabéticos bien controlados (con niveles adecuados de insulina y, por lo tanto, con normoglicemia), es beneficioso toda vez que aumenta la captación de glucosa por el músculo, disminuyendo los requerimientos de insulina.

Compartir este contenido
leer más
Actividad física y salud III
Actividad física y salud III

Además de los beneficios de la actividad física presentados en los artículos anteriores, existen otros sobre los que existe consenso en el ámbito científico, a saber: la prevención primaria y secundaria del sobrepeso y obesidad; el fortalecimiento de los huesos, cartílagos, ligamentos y tendones, con la consecuente mejoría de la función del sistema musculo esquelético y la disminución del nivel de colesterol “malo” y triglicéridos acompañada del aumento del colesterol “bueno”. De ellos estaremos hablando en esta entrega.

Compartir este contenido
leer más
Actividad física y salud II.
Actividad física y salud II.

La adopción de rutinas de ejercicio debidamente programadas impone a los órganos y sistemas del cuerpo humano una adaptación que repercute en un funcionamiento más eficiente de los mismos y, por ende, un mejor estado de salud. En este artículo se exponen algunos de los efectos benéficos que la actividad física tiene sobre la función cardiovascular.

Compartir este contenido
leer más
Recetario de Navidad: Ponche de auyama
Recetario de Navidad: Ponche de auyama

En Venezuela es difícil pensar en una cena festiva en la que el ponche esté ausente. En esta cuarta y última entrega de nuestro recetario navideño, les traemos una exquisita versión preparada con auyama, también conocida como calabaza. Una delicia que, esperamos, puedan disfrutar en familia en estas fechas tan especiales. ¡Desde Alimentación para la Salud les deseamos Felices Pascuas y Venturoso Año Nuevo!

Compartir este contenido
leer más
Recetario de Navidad: Torta de zanahoria con confitura de naranja
Recetario de Navidad: Torta de zanahoria con confitura de naranja

Siguiendo con nuestro recetario navideño de sabor venezolano, nuestra tercera entrega se centra en el postre. Se trata de una versión ligera de la tradicional torta navideña venezolana, elaborada a base de confitura de naranja y zanahoria. Una verdadera delicia que, desde Alimentación para la Salud, les hacemos llegar para cerrar, con broche de oro, nuestra cena de navidad o de año nuevo.

Compartir este contenido
leer más
Recetario de Navidad: Ensalada navideña
Recetario de Navidad: Ensalada navideña

Dentro del espíritu navideño que poco a poco nos embarga y como parte de nuestro recetario de inspiración venezolana, desde Alimentación para la Salud quisimos traerles, en esta segunda entrega, una versión propia de la ensalada que sirve de acompañante de la hallaca, nuestro plato principal de estas fechas. Por supuesto que vegetariana.

Compartir este contenido
leer más

0 Comentarios

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *